BLANQUEAMIENTO

odontofamily-by-dientecitos-BLANQUEAMIENTO

BLANQUEAMIENTO SÍ PERO CON CONTROL

Nadie puede resistirse a una bonita sonrisa de ahí que la mayoría queramos lucir unos dientes blancos reflejo de juventud y salud. Este anhelo estético puede hacernos correr el riesgo de quitar importancia a una acción no exenta de riesgos para nuestra salud si no se hace con el adecuado control.

La venta en Internet de productos para el blanqueamiento dental sin la necesaria y consiguiente indicación y explicación por parte del odontólogo, puede deparar consecuencias nefastas. Hoy por hoy, es sencillo y asequible comprar por Internet “kits de blanqueamiento” que disponen de unas férulas de plástico donde se vierte el agente “blanqueante” o determinadas “tiras blanqueantes” que se colocan sobre los dientes. De modo similar, en algunas farmacias y parafarmacias se venden productos blanqueantes que, al no estar controlados por el dentista, conllevan ciertos riesgos.

Todos estos productos poseen agentes blanqueantes que, al estar presentes en muy bajos porcentajes, pueden llegar a aclarar el color de los dientes pero precisando más tiempo de utilización que el que se emplea en la clínica dental que, al estar monitorizado por el odontólogo, lleva mayor concentración del agente blanqueante y produce el efecto con mayor rapidez.

El blanqueamiento dental es un tratamiento estético que siempre requiere la explicación y supervisión de un dentista. Los dientes están formados, además de por estructuras duras y mineralizadas (como el esmalte y la dentina), por un sistema nervioso y por vasos sanguíneos que pueden verse afectados si este tratamiento no se realiza adecuadamente. Solo el odontólogo posee los conocimientos adecuados para diagnosticar y guiar al paciente en el blanqueamiento de sus dientes.

Además, es imprescindible que, antes de iniciar el tratamiento, nuestro dentista nos revise la boca y corrobore que no tenemos ninguna infección oral, (como caries o periodontitis), ya que nuestros dientes y encías pueden verse perjudicados en mayor medida.

El único blanqueamiento seguro es aquel que es supervisado por el dentista.

Cerrar menú