RECUPERACIÓN DENTAL

odontofamily-by-dientecitos-recuperacion-dientes

CUANDO TODO PARECE PERDIDO

La pérdida de una pieza dental ocasionada por un golpe o una caída es más habitual de lo que parece. Los niños y los adolescentes son el grupo de población más propenso a estos accidentes. Ante una situación así los padres suelen experimentar una sensación fatalista, como si ya no hubiera nada que hacer. Pero no siempre es así. Existen unas pautas que han de ponerse en práctica de forma inmediata y que pueden salvar esa sonrisa que tanto enternece:

Siempre que sea posible se debe recuperar el diente y sujetarlo por la parte blanca opuesta a la raíz.

Si se ha salido hay que intentar reimplantarlo de forma inmediata.

Si hubiera posibilidad de que el diente haya estado en contacto con agentes contaminantes, debe de enjuagarse con agua fría del grifo para después intentar colocarlo en su sitio

Cuando el diente ya esté colocado ha de morderse un pañuelo con el fin de fijarlo e inmediatamente acudir al dentista.

Si resultara imposible recolocar el diente hay que sumergirlo en leche o suero salino, o bien, sujetarlo en la boca, entre la mejilla y la encía, mientras que se llega a la consulta.

Durante el periodo de curación, es imprescindible seguir una buena higiene oral.

Debido a la elasticidad del hueso los niños de edades entre 7 y 10 años están más expuestos a sufrir una avulsión o salida del diente del alveolo. Hay que extremar las precauciones en estas edades, teniendo en cuenta que la mayoría de estos traumatismos ocurren en momentos de ocio o juegos más que en deportes organizados. Eliminar el uso de andadores cuando son bebés o insistir en normas de juego que eviten empujones y tropiezos son medidas preventivas muy recomendables. Si los pequeños practican deportes donde pueden producirse golpes en la cara (rugby, hockey, karate…) es recomendable el uso de protectores que disminuyan los riesgos de lesión.

Cerrar menú